Uso de cookies

Utilizamos cookies propias de sesión, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.

  • Pérez Tapias, Jose Antonio

  • Europa desalmada

    Europa desalmada

    Geopolítica, migraciones, territorio y control social
    Isbn: 9788483812402
    Editorial: Lengua de Trapo
    Colección: Contextos
    Fecha: 05 / 2019
    Precio: 15.60 €
    Fuera de stock

    Europa vive momentos críticos. El rechazo a la Constitución europea fue unos de los primeros indicios de que algo estaba bien planteado en el proyecto de unión. Luego llegó el crak económico, el aumento del desempleo y la austeridad impuesta por la Troika. Y ahora el laberinto del Brexit, las tendencias nacionalistas y el nuevo fascismo abren las puertas a una fuerte regresión. La Unión Europea se mantiene gracias al euro, pero con ello no salvará su alma. ¿Queda algo del viejo proyecto humanista? ¿Qué Europa es posible hoy? En este libro José Antonio Pérez Tapias radiografía los principales problemas y decepciones de la Europa reciente: el TTIP, el rescate griego, el terrorismo yihadista, las relaciones con África, América Latina y Oriente Medio? Pero Europa desalmada, a pesar de lo complejo de su tema, no es el libro de un tecnócrata europeo que se apoya en datos para terminar oscureciendo la realidad; es más bien la obra de un artesano de la política, que conoce la historia del continente y se atreve a proponer caminos, consciente de que la esperanza es una obligación moral.
  • Derribar los muros

    Derribar los muros

    Geopolítica, migraciones, territorio y control social
    Isbn: 9788418014055
    Editorial: Roca Editorial
    Colección: No Ficción
    Fecha: 10 / 2019
    Precio: 15.90 €
    Fuera de stock

    Dónde estamos, adónde y por dónde vamos en un mundo que sigue edificando muros de injusticia y miedo tras tumbar el de Berlín.Hace 30 años, el 9 de noviembre de 1989, la caída del Muro de Berlín cambió el curso de la historia. Supuso el final de un orden basado en el contrapeso de dos bloques antagónicos y el capitalismo se engrosó sin freno. Punto de partida de una serie de transformaciones que nos han traído hasta un presente turbador y un futuro incierto. Con los neofascismos, otra vez, sentados en las instituciones. Adónde vayamos dependerá de las decisiones de hoy. Porque el futuro será distinto, según se elija el camino. Llama la atención con cuánta intensidad avisa la historia. Ahora también lo hace.No escuchamos trabajar a los obreros, ni sus voces, y silenciosamente nos tapiaron el mundo, como dijo Cavafis. Derribado el Muro de Berlín, surgieron otros, de miedo y silencio sobre todo. Y también puentes que sustituyen a las barreras. Las mujeres en presencia imparable, nuevas inquietudes que miran a la Tierra que nos acoge. Cada paso cuenta, cada paso decide.Un grupo de profesionales, de toda solvencia, analizan qué ocurrió y por qué. Dónde estamos. Los caminos abiertos. Las amenazas. Las emociones. El papel de los medios. La cultura. La política. La economía. La sociedad interpelada, la sociedad desencantada, la que aguarda alientos de futuro.«Son difíciles de olvidar las lágrimas de alegría por la libertad de aquella noche de noviembre en Berlín. Pero no han dejado de brotar, muy diferentes, en los ojos espantados de los rescatados en alta mar, en las guerras, en las víctimas del frenético racismo, en la pobreza y en la injusticia que sufren millones de personas.» Rosa María Artal«No, lo que de veras triunfó en 1989 y los años siguientes fue el capitalismo salvaje, el que se niega a aceptar cualquier tipo de regulación a la primacía del dinero en la vida de los seres humanos y en la explotación de los recursos del planeta. Triunfó universalmente.» Javier Valenzuela«La gran contradicción de la socialdemocracia es la que entraña la pretensión de llevar a cabo políticas sociales con su sello, sin la apoyatura en una política económica socialdemócrata. Ésta se dejó en manos de la dogmática neoliberal.» José Antonio Pérez Tapias«Todo, todo, desde el aire que respiramos, al agua que bebemos, los alimentos que comemos, pasando por la sanidad, las pensiones, la energía, la educación, la vivienda, la deuda, todo se ha convertido en mercancía objeto de especulación en los mercados bursátiles.» Lourdes Lucía«La prensa parece no servir ya para situar a la sociedad en el tiempo en el que vive, para arrojar luz sobre las democracias y sus procesos de elección, para otorgar libertad a través de la buena información.» Pedro de Alzaga«Estas décadas de articulación de normas no son producto del trabajo de gobiernos ni de los partidos políticos; son el resultado de la lucha de las mujeres enarboladas en la bandera feminista que, desde todos los rincones del mundo, organizadas y hermanadas, han salido a las calles a denunciar las situaciones que las oprimen.» Violeta Assiego«La cultura y la educación son las armas que, 30 años después, debemos utilizar para evitar que la insolidaridad, el racismo, los nacionalismos, la religión, el miedo o las políticas radicales vuelvan a dibujar líneas divisorias entre personas iguales, con el mismo derecho a llevar una vida libre y digna.» Javier Pérez de Albéniz«La crisis ecológica global lo cambia todo para todos, pero estalla quizá con más fuerza para los que sabemos que de lo que se haga o deje de hacer dependerá cómo vivamos nuestra vida y también cómo la vivirán nuestros hijos. No es en absoluto sorprendente que la revitalización del movimiento ecologista esté viniendo de la mano de quienes, con trece, catorce o quince años, saben que su futuro se está sentenciando ahora.» Carmen Madorrán«Para salir de su propia entreguerra, la izquierda aún debe dar el salto hacia delante, en la transición que inició en 2011, que permita volver a proyectarla hacia el futuro. Construir una imagen del mundo que recupere el control democrático sobre la economía, articular nuevas formas de soberanía como democracia, ordenar una geopolítica plural y sometida a derecho.» Pablo Bustinduy«A pesar de que los autócratas y los responsables de graves violaciones de los derechos humanos eclipsan los titulares, la democracia y el estado de derecho están a su vez cobrando fuerza. Y aunque el triunfo no esté garantizado, crece la oposición a los excesos de autoritarismo y la sinrazón deshumanizada.» Àngels Martínez Castells