Uso de cookies

Utilizamos cookies propias de sesión, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.

  • Cassady, Neal

  • El primer tercio

    El primer tercio

    Narrativa
    Isbn: 9788433971050
    Editorial: Editorial Anagrama
    Colección: Panorama de narrativas
    Fecha: 06 / 2006
    Precio: 15.00 €
    Fuera de stock

    Seguro que Neal Cassady es la persona que más libros inspiró y protagonizó en la literatura universal del siglo XX. Su papel como demiurgo de los escritores de la Generación Beat le ganó un puesto en las letras y la mitología popular norteamericanas. Y aunque también escribió unas cuantas cosas de mérito por su cuenta, nunca las publicó estando vivo. No tenía tiempo: tenía que correr de un lado a otro, saltar de cama en cama y de bar en bar para que otros intentaran seguir su ritmo y retratarlo o aludirlo en un montón de libros famosos. Pero a los beats la inspiración que Neal Cassady les dio no les vino sólo del individuo excepcional sino que les vino también de su capacidad de contar y divagar sin aburrir, y del estilo libre y torrencial de las extensas cartas que les escribía. El primer tercio es el mayor esfuerzo literario de Neal Cassady, constituye su autobiografía, un relato pormenorizado de sus tremendos y terribles primeros años que transcurrieron entre miserias, por los barrios bajos de Denver. En esta edición se recogen también otros textos de Neal Cassady, así como varias cartas a Jack Kerouac y Ken Kesey.
  • La carta de Joan Anderson

    La carta de Joan Anderson

    Narrativa
    Isbn: 9788433921598
    Editorial: Editorial Anagrama
    Colección: Crónicas
    Fecha: 02 / 2024
    Precio: 18.90 €

    La carta que Neal Cassady le escribió a Jack Kerouac e inspiró el estilo de En el camino. El 17 de diciembre de 1950 Neal Cassady escribió a Jack Kerouac una carta que impresionó a este hasta el punto de modificar su estilo narrativo. Cassady le cuenta en ella la aventura que había tenido cinco años antes con una muchacha llamada Joan Anderson, y entre bromas y veras salpica el relato con multitud de anécdotas, opiniones, descripciones y juegos verbales. Kerouac se fijó sobre todo en la desenvoltura y frescura con que su amigo contaba las cosas, en su mezcla de golfería y sensibilidad literaria, en la facilidad con que improvisaba e introducía digresiones y, en definitiva, en la libertad narrativa que reflejaba. Un año antes Kerouac y él habían recorrido el país y vivido una serie de experiencias que el primero se disponía a contar con el puntillismo naturalista que había aprendido de Thomas Wolfe y plasmado en su primera novela, La ciudad y el campo, que acababa de publicarse aquel mismo año. Pero leer la carta lo cambió todo. Un año después, Kerouac visitó a Cassady, se instaló en su casa y se puso a escribir las aventuras del viaje de 1949 con un estilo nuevo y espontáneo que según él había concebido al leer la célebre carta de Joan Anderson. Así nació la siguiente novela de Kerouac, En el camino, y amaneció una nueva etapa en la historia de la literatura norteamericana.